| | |

4 maneras de pagar los estudios universitarios sin endeudarse de por vida

image 05 07 2024 14 38 47

La educación universitaria no es barata y, para cubrir ese costo, los estudiantes suelen tener que pedir préstamos. A partir de 2024, se estima que «más de la mitad de los estudiantes abandonan la escuela con deudas», con un promedio de «28.950 dólares adeudados por prestatario», según Forbes.

Pero, ¿qué pasaría si pudieras graduarte sin tener que asumir una enorme deuda? Si bien lograrlo requerirá un poco de trabajo extra, es posible cubrir los estudios universitarios con opciones distintas a los préstamos federales, o al menos, minimizar la cantidad de deuda que asumes.

1. Aprovecha los cursos AP y de doble crédito

Necesitará pedir menos préstamos si puede reducir el costo de la universidad, que es exactamente lo que puede lograr si toma cursos de nivel avanzado (AP) y de doble crédito en la escuela secundaria. De hecho, hacer este cambio «puede ahorrar miles de dólares en su factura universitaria total y también puede ayudarlo a graduarse antes», dijo BankRate.

Los cursos AP, que se ofrecen en las escuelas secundarias en materias como matemáticas, inglés y economía, culminan en una prueba que, según la puntuación, podría dar como resultado «créditos universitarios», dijo Bankrate. Mientras tanto, «los cursos de doble crédito son aquellos que se pueden tomar en la escuela secundaria y que también proporcionan créditos universitarios (a menudo de un colegio comunitario) a quienes obtienen calificaciones que los califican». Cuantos más créditos universitarios obtengas por adelantado, más rápido podrás graduarte de la universidad.

Algunas universidades también ofrecen la opción de realizar exámenes para no asistir a clases si obtienes un buen puntaje en los exámenes de nivelación que ofrecen, lo que a su vez «puede ayudarte a graduarte más rápido, lo que puede ahorrar dinero en matrícula, alojamiento y comida y otros gastos relacionados con la universidad», dijo U.S. News & World Report.

2. Busque oportunidades de becas

Las becas, que pueden otorgarle desde «$100 hasta una beca completa», son un «excelente lugar para comenzar cuando se trata de pagar la universidad, principalmente porque no tienen que devolverse», dijo Credible, Además, «no hay límite en la cantidad de becas que puedes obtener» y puedes conseguirlas en una amplia variedad de categorías, como «mérito académico, habilidad atlética, necesidad financiera, datos demográficos u otros criterios».

image 05 07 2024 14 38 34

¿No está seguro de por dónde empezar a buscar una beca? Lea nuestra completa guía sobre como buscar y encontrar becas disponibles en Estados Unidos.

También es útil «presentar la solicitud con anticipación para ser elegible para becas institucionales que pueden tener fechas límite tempranas», dijo. Money.com,y considerar buscar «universidades donde tu perfil académico sea de primer nivel para aumentar las posibilidades de obtener una beca basada en el mérito«.

También tenga en cuenta que las becas no son algo que se obtiene sólo una vez: «si bien los estudiantes pueden asumir que las becas son sólo para estudiantes de primer año que ingresan, todavía hay premios disponibles para estudiantes de segundo, tercer y cuarto año», dijo US News & World Report.

3. Considera trabajar a tiempo parcial mientras estás en la escuela

Al tener un trabajo mientras estudias, puedes ganar dinero para cubrir la matrícula, los libros, el alquiler y los gastos de manutención, en lugar de depender únicamente de préstamos estudiantiles.

«Digamos que usted puede trabajar sólo 20 horas por semana y ganar $15 en promedio repartiendo pizzas. Eso le reportaría $1200 adicionales por mes. Anualizado, eso sería $14 400. Eso haría una gran mella en su matrícula anual», dijo Deacon Hayes, un orador sobre finanzas personales y presidente de Well Kept Wallet, a Bankrate.

Dependiendo del trabajo que consigas, trabajar también puede permitirte «obtener experiencia laboral para cuando te gradúes y comiences a buscar un trabajo de tiempo completo más permanente», dijo Saving for College.

4. Sea estratégico respecto de dónde asistirá

Por último, pero no por ello menos importante, el lugar donde atiendas la universidad puede hacer una gran diferencia en la cantidad de deuda con la que te gradúes.

Por ejemplo, “asistir a una universidad pública dentro del estado puede ser una de las maneras más fáciles de evitar préstamos estudiantiles, o al menos minimizarlos”, dijo US News & World Report, ya que “las escuelas públicas cobran tasas mucho más bajas para los residentes del estado que para los estudiantes de otros estados”. Incluso es posible que puedas “calificar para subvenciones especiales, becas u otros incentivos de tu estado para asistir a una institución pública”.

Si no desea quedarse en su estado natal, otra opción que puede explorar es un pacto regional, «dentro del cual algunas universidades ofrecen tasas de matrícula reducidas a los estudiantes de los estados participantes», dijo Money. Estados Unidos tiene cuatro pactos, en el Oeste, Sur, Medio Oeste y Noreste.