¡Hola graduados! No se limite a los conocimientos técnicos. Para tener éxito, también necesita habilidades con las personas.

1. Entender lo que otros quieren

Te acabas de graduar y estás buscando el trabajo perfecto. Necesitas habilidades relacionales (en inglés). Para un empleador, los conocimientos técnicos no son suficientes. Sin embargo, las habilidades interpersonales implican estar atento a las motivaciones de los demás y comprenderlos. “La mejor manera de obtener lo que desea es comprender las motivaciones de los demás”, dice la experta en carreras Michelle Tillis Lederman, autora de Simpatizar para conectarse mejor: 11 leyes para el éxito a través de más contacto humano. “Trate de entender su motivación, luego podrá presentarle sus ideas a través de este prisma. »

Habilidades relacionales buscadas: ser confiable.

2. Confiabilidad

Un estudio de NACE (Asociación Nacional de Universidades y Empleadores) explica que lo primero que busca el 78% de los empleadores es la capacidad de trabajar en equipo. Sus colegas deben encontrarlo disponible, abierto, empático y confiable. De lo contrario, estarán a la defensiva y le resultará difícil transmitir sus ideas. Para la Sra. Lederman, la autenticidad es uno de los “pilares de la confianza”. Incluso tienes que saber mostrar tu vulnerabilidad. “No estamos hablando de debilidad, sino de apertura y de compartir nuestras imperfecciones, lo que puede ser útil para todos. »

Habilidades relacionales buscadas: ser independiente.

3. Independencia

Su gerente no tiene tiempo para tomar su mano. Sin embargo, quiere que hagas tu trabajo. Según el estudio de NACE, el 65% de los empleadores busca personas que tengan iniciativa. “Una fuerte motivación es esencial para el éxito”, dice Lederman. Esta fuerza interior le permite tener poca o ninguna supervisión directa.

Habilidades relacionales buscadas: ser curioso.

4. Curiosidad

Sepa también cómo hacer preguntas. Pedir aclaraciones es una actitud proactiva. Le permite tomar la dirección correcta en lugar de perder el tiempo en la dirección incorrecta. “La capacidad de buscar ayuda de manera oportuna es una habilidad importante que no requiere un esfuerzo real”, dice la consultora profesional Miriam Salpeter. “¡La mayoría de los empleadores preferirán contratar a alguien que haga preguntas en lugar de a alguien que lo sepa todo! Esto demuestra que tienes una mente inquisitiva.

Habilidades relacionales buscadas: liderazgo.

5. Que la gente busque tu opinión

“El liderazgo es un rasgo que no todos los candidatos tienen. El liderazgo va más allá de decirle a la gente qué hacer. Un líder motiva a los demás, incluso si no es el gran jefe, al dar retroalimentación positiva cuando un colega o empleado hace las cosas bien. Trabaja en estrecha colaboración con el equipo para establecer los objetivos de la empresa, teniendo en cuenta las opiniones e ideas de todos. Crea un entorno en el que los empleados rinden al máximo ”, dice la asesora de carreras Eileen Sharaga. Todo esto genera sentimientos positivos entre el personal, lo que mejora la productividad. “Un líder sabe cómo entablar relaciones con los demás”, agrega la Sra. Lederman.

Habilidades relacionales en demanda: poder contar contigo.

6. Que se pueda contar contigo

El estudio de NACE revela que el 72% de los empleadores buscan candidatos con un fuerte sentido de la ética. “Precisión y consistencia son dos palabras clave aquí”, dice Miriam Salpeter. La Sra. Ledermen añade que «la confianza se basa en la estabilidad, que va con la coherencia».

Habilidades relacionales buscadas: saber escuchar.

7. Saber escuchar

Según una encuesta del GMAC (Graduate Management Admissions Council) sobre comunicaciones, escuchar es la segunda habilidad más buscada. Es fundamental en la resolución de conflictos. “La escucha activa permite que todas las partes sientan que han sido escuchadas y comprendidas”, explica Eileen Sharaga. Miriam Salpeter agrega: “Escuchar es una habilidad olvidada. Da a las partes la sensación de haber «ganado». ¡Requiere madurez y la capacidad de ver más allá del resultado que está sucediendo antes de presentar sus ideas!

Habilidades relacionales buscadas: toma de decisiones.

8. Tomar decisiones

Para tomar buenas decisiones, debes tener confianza en ti mismo. “Tenemos que estar convencidos de que tenemos las habilidades para tomar las decisiones correctas en nuestra empresa”, dijo Eileen Sharaga. Su gerente cuenta con usted para expresar su opinión. Y a veces, es mejor tomar una mala decisión que no tomar ninguna. “Lo más importante es no tener confianza en su capacidad para tomar decisiones, sino saber que podrá tomar las decisiones correctas”, concluye Miriam Salpeter.

Se buscan habilidades relacionales: mantener la calma.

9. Poder mantener la calma

En el trabajo, debes controlar tus emociones para que no afecten a quienes te rodean. «La energía es contagiosa», dice Lederman. Si sus cambios de humor afectan su productividad, afectarán a quienes lo rodean de manera negativa. »La frustración y la impaciencia no promueven un ambiente laboral positivo. Si mantiene la calma (respire profundamente) podrá dar un paso atrás y resolver los problemas.

Habilidades relacionales buscadas: mantener el buen humor bajo presión.

10. Buen humor bajo presión

Todos los trabajos son estresantes. Un estudio de la Asociación Americana de Psicología encontró que un tercio de los estadounidenses experimentan estrés crónico en el trabajo. Si esta presión lo consume, su productividad disminuirá. Primero, identifique lo que está provocando su estrés: fechas límite, reuniones para hablar, críticas de su gerente; luego, puede idear estrategias para enfrentarlo. «Trate de averiguar qué desencadena su estrés y qué lo calma», recomienda Lederman.

Habilidades relacionales que se buscan: saber gestionar el tiempo.

11. Tener en cuenta el paso del tiempo

La gestión y la organización del tiempo son fundamentales. Cumpla con sus plazos y busque aumentar su eficiencia. Aprenda a concentrar su energía haciendo una tarea a la vez: irá más rápido. Para la Sra. Lederman, “¡La multitarea es un mito! Solo funciona con tareas repetitivas que no requieren pensar. Y Eileen Sharaga sugiere: “Celebre reuniones con regularidad para validar el progreso y la productividad. Colabore en lo que se necesita mejorar y reconozca lo que va bien. »

Habilidades relacionales buscadas: saber adaptarse.

12. Adaptibilidad

Ten una actitud flexible. Esta es una cualidad buscada por el 63% de los empleadores, según NACE. Los procesos, estrategias, tecnologías y objetivos comerciales cambian constantemente. Adáptese a estos cambios, así como a las diferentes personalidades que le rodean. La Sra. Lederman recomienda esto: “Haga preguntas sobre las razones para hacer las cosas, busque comprender la visión de la empresa, vea cómo contribuir y generar un impacto. »

Habilidades relacionales en demanda: disfruta trabajando en equipo.

13. Trabajar en equipo

Un estudio de Harvard muestra que las habilidades sociales se recompensan en el mercado laboral, a medida que aumentan los trabajos que las necesitan. Si te encuentras con otros, intenta brillar a costa de ellos, el medio ambiente se volverá tóxico rápidamente. Sea honesto acerca de sus motivaciones y sus metas. “La transparencia es clave para generar confianza”, concluye Lederman.

Habilidades relacionales buscadas: saber expresarse.

14. Poder expresar lo que se quiere

La comunicación es compleja: no solo necesitas saber escuchar y responder, sino que necesitas habilidades de lenguaje oral y escrito para dejar clara tu posición. “Puedes tener todos los talentos, pero si no sabes cómo expresarte, no harán mucho”, explica Eileen Sharaga. Además, debe poder hacer esto en todas las nuevas plataformas tecnológicas. «¿Sabes cómo enviar mensajes de texto?» Pero también necesitas saber cómo llamar. Mejore sus habilidades de comunicación por video para sobresalir en las entrevistas por video ”, recomienda Miriam Salpeter.

Habilidades relacionales en demanda: tener confianza.

15. Tener confianza

Tus ideas saldrán mejor. “Obtendrá lo que desea si puede comunicarse de manera clara, concisa y puede ser convincente”, dice Lederman. “La persona que habla con confianza también es más positiva, lo que permite el trabajo en equipo”, agrega Eileen Sharaga. Le permite hacerse notar, conectarse en red y avanzar. “Confíe en la creación de redes porque le permite ser más consciente de lo que valen y conectarse mejor con los demás”, sin mencionar que le dará el valor para pedir un aumento o un ascenso.

Habilidades relacionales buscadas: querer hacerlo mejor.

16. Querer hacerlo mejor

Sin embargo, no piense que nunca se equivoca. “La arrogancia es un signo de inseguridad e incompetencia, para Eileen Sharaga. La confianza le permite aceptar críticas constructivas y los consejos de los demás. Esto significa que asume la responsabilidad de sus acciones y admite sus errores en lugar de culpar a los demás. También buscas mejorarte a ti mismo. Finalmente, saber aceptar las sugerencias de los demás abre la puerta a una auténtica colaboración.

Habilidades relacionales buscadas: persistir.

17. Persistencia

Nunca es un trabajo fácil. Pero lo que le distingue es su capacidad para recuperarse cuando las cosas se ponen difíciles. Tiene pensamiento estratégico, un rasgo poco común entre los solicitantes de empleo, pero esencial. La resiliencia es la motivación que “nos permite“ superar obstáculos, perseverar cuando las cosas no salen según lo planeado y la fuerza motriz necesaria para lograr nuestros objetivos ”, concluye Lederman.

Publicaciones Similares