Escalonar las anualidades de tasa fija ofrece tasas que superan a los CD bancarios, además de flexibilidad