Cómo FIT:MATCH construyó un negocio multimillonario en cuatro años al eliminar la necesidad de probarse la ropa