| |

Estos son los mejores y peores meses para comerciar en la Bolsa de valores

5h6ycdmv.bmp

Ganar dinero es el objetivo principal de la inversión bursátil. El enfoque de inversión típico del operador bursátil, en contraste con las vías de inversión más tradicionales, se centra en maximizar los beneficios lo antes posible. Sin embargo, los precios de las acciones suelen fluctuar por sí mismos.

Aun así, ciertos meses tienen los mayores rendimientos bursátiles. Por lo tanto, se pueden determinar los meses ideales para comprar acciones en esa zona. El mercado de valores también tiene meses malos de vez en cuando. Más que otros, algunos son malos. La clave es evitar que todas las acciones bajen durante ese tiempo. En realidad, el mes ideal para comprar acciones no se puede determinar con certeza. Sin embargo, no es mala idea hacer una apuesta basada en datos históricos, especialmente en las estadísticas bursátiles.

En este artículo se examinan los mejores y peores meses bursátiles. Para tener éxito, hay que aprender cuándo invertir y cuándo posponerlo.

Comprobación del mercado de valores en un libro mac

¿Cuándo es el mejor momento del día para comprar y vender acciones?

Antes de llegar a los mejores y peores meses para la bolsa, iremos paso a paso. En primer lugar, ¿cuáles son los mejores momentos del día para comprar y vender acciones? Las primeras horas del día son un periodo volátil. Esto se debe a que es en ese momento cuando los factores del día anterior entran en acción. Sin embargo, supone una oportunidad para que los inversores experimentados comiencen a operar e invertir. Si tiene los ojos puestos en alguna acción en particular, los primeros 15 minutos del día le dan la posibilidad de asumir riesgos particulares y obtener grandes ganancias. Sin embargo, si es un novato, tal vez quiera esperar a más tarde, ya que las primeras horas del día podrían ser demasiado volátiles para usted.

Las horas centrales del día suelen ser relativamente tranquilas, por lo que son un momento ideal para operar para los novatos. Esto se debe a que no habrá una subida brusca del precio de las acciones y, por tanto, los rendimientos serán más predecibles.

La volatilidad vuelve a aparecer durante las últimas horas del día, como suele ocurrir por la mañana. No es infrecuente que se produzcan fuertes retrocesos en torno a la medianoche de cualquier día.

Los mejores días de la semana para comprar y vender acciones

Al igual que los mejores y peores meses para el mercado de valores, ha habido especulaciones sobre los mejores y peores días de la semana para operar. Pero, curiosamente, a lo largo de varios años, el lunes ha sido señalado como el mejor día para operar y el peor día también.

Lunes-Mejor y peor día para operar

Los que creen que el lunes es el mejor día para operar lo llaman el efecto lunes. La idea es que los precios tienden a subir tras el comienzo de cada nueva semana. Por lo tanto, quienes invierten en el mercado de valores el lunes disfrutan de los mayores rendimientos.

Quienes se oponen a esta teoría afirman que en realidad ocurre lo contrario. Afirman que las malas noticias suelen seguir a los fines de semana y se trasladan a la nueva semana. Además, se especula con que la reticencia de los empresarios y las empresas a empezar a trabajar los lunes también afecta al mercado de valores. Por tanto, como los inversores suelen ser reacios a volver al trabajo los lunes, el mercado bursátil lo refleja.

Sin embargo, no hay pruebas que respalden la idea de que los lunes son los mejores días para realizar operaciones. Por lo tanto, si quiere comprar acciones, elegir cualquier día de la semana al azar podría tener los mismos resultados que insistir en operar el lunes.

Mejores y peores meses para los mercados bursátiles

Como se reiteró inicialmente, no hay una sola forma de definir los mejores y peores meses para el mercado de valores. Sin embargo, a juzgar por los datos recopilados durante varios años, los analistas han llegado a conclusiones diferentes.

Generalmente, los meses de verano tienen los mejores registros de rendimientos promedio. Por lo tanto, los datos de 2000 a 2020 sugieren que de abril a agosto proporcionan la mejor ventana para el mercado de valores. Como resultado, abril se considera el mejor mes para comprar acciones. Del mismo modo, octubre y noviembre también se consideran grandes meses para el comercio. Esto significa que puede vender en mayo y aún así recuperar las ganancias que habría obtenido normalmente.

Por otro lado, septiembre es el peor mes para invertir en bolsa. Tiene los peores rendimientos promedio, con el valor de las acciones cayendo en picado ese período.

Abril es la mejor ventana para el mercado de valores

¿Qué es el efecto enero?

El efecto enero es similar al efecto lunes, pero sólo se aplica a los meses y no a los días. Según esta creencia, el mercado de valores siempre experimenta un descenso en diciembre antes de repuntar en enero. En consecuencia, a menudo tiene sentido comprar acciones de pequeña capitalización en diciembre para beneficiarse de la posterior subida en enero. Además, muchas personas venden sus acciones a finales de año. Estos inversores suelen liquidar sus acciones depreciadas para compensar las pérdidas de capital en las declaraciones de impuestos.

El efecto octubre es una expresión similar a ésta. Según el efecto octubre, el valor de las acciones tiende a bajar en octubre por alguna misteriosa razón. En este caso, la pérdida típica puede superar varios cientos de dólares. No se explica por qué otros meses no experimentan la caída.

En cualquier caso, los efectos de enero u octubre no tienen fundamento. Esta conversación sólo tiene fines informativos.

¿Por qué fluctúan los precios de las acciones?

Quizá se pregunte por qué los precios de las acciones fluctúan de un mes a otro. Por supuesto, si usted dirige un negocio, esperaría que hubiera un cierto nivel de previsibilidad para poder calcular los beneficios, los tipos de interés e incluso anticiparse a los rendimientos negativos. Sin embargo, el mercado de valores no se comporta así. Esto se debe a un fenómeno conocido como volatilidad del mercado.

La volatilidad del mercado se refiere a los cambios imprevisibles que se producen en el precio de las acciones durante un periodo. Los precios tienden a bajar o a subir por su propia voluntad. Se han registrado caídas que han sacudido al mundo entero, desafiando los análisis y costando mucho dinero a los inversores.

Por otro lado, también ha habido ganancias positivas que hicieron multimillonarios a los inversores.

La volatilidad del mercado hace que sea difícil predecir en qué momento se producirá una caída. Sin embargo, los analistas pueden aventurar una conjetura, basando su análisis en los datos de los periodos en los que el mercado bursátil ha sido históricamente positivo. Esta es la base de la conclusión de los mejores y peores meses. Estos son los factores que han afectado a la rentabilidad de la bolsa en el pasado.

Los precios de las acciones fluctúan en el periódico

Crisis económicas

Históricamente, este es el factor más común que afecta los precios de las acciones. Cuando hay una recesión económica en cualquier país, el mercado de valores se ve afectado. Por lo tanto, los mejores meses han sido a menudo los momentos en que había una relativa estabilidad en la economía de cualquier país.

Volatilidad económica en el extranjero

El comercio mundial está interconectado. Por lo tanto, la volatilidad económica en un país puede afectar a otro país. Este es especialmente el caso si los países están cerca unos de otros o tienen acuerdos comerciales. Por ejemplo, la gente ha informado que el peor mes para comprar acciones a menudo ha sido inmediatamente después de una crisis económica en un país vecino.

Política

Las decisiones políticas también pueden afectar al mercado de valores. Las decisiones sobre políticas económicas como las tasas arancelarias, los impuestos, etc., afectan la volatilidad del mercado. Incluso algo tan aparentemente inofensivo como un discurso podría lanzar al mercado de valores a sus peores meses.

Conclusión

Si ha leído hasta aquí, sin duda conoce mejor los meses que podríamos denominar como los mejores para comprar y vender acciones para obtener rendimientos rentables. Según los datos proporcionados, la venta en abril produce los mayores beneficios. Por lo tanto, es posible que quiera estar atento a ese momento. En una línea similar, las estadísticas indican que septiembre es el peor mes para comprar y vender acciones.

Pero es importante recordar que incluso Google Analytics puede equivocarse de vez en cuando. Como resultado, incluso con la información a mano, las previsiones podrían no materializarse. En consecuencia, es posible que desee comprar o vender acciones durante meses distintos a los indicados anteriormente. Cualquier predicción de los mejores y peores meses para comprar y vender acciones en el mercado es superada por su intuición y comprensión de los acontecimientos bursátiles actuales.

Esta información sólo se ofrece con fines informativos; no está destinada a ser utilizada como asesoramiento contable, legal o fiscal. En relación con estas cuestiones, hable con su contable, asesor fiscal o jurídico.

Invertir implica un riesgo que incluye la pérdida del capital. Esta guía contiene las opiniones actuales del autor, pero no necesariamente las de Gigonway. Dichas opiniones están sujetas a cambios sin previo aviso. Esta guía se ha distribuido únicamente con fines educativos y no debe considerarse como un consejo de inversión o una recomendación de ningún valor, estrategia o producto de inversión en particular. La información contenida en esta guía se ha obtenido de fuentes consideradas fiables, pero no está garantizada. Gigonway no proporciona asesoramiento legal o fiscal. Por favor, consulte a su asesor fiscal y/o legal para preguntas e inquietudes específicas de carácter fiscal o legal.