Los introvertidos tienen una mala reputación. Sólo escribe «introvertido» en Google y el primer resultado que obtendrás es de los diccionarios de Oxford que definen introvertidos como «una persona tímida y reticente». Peor aún, los introvertidos también son considerados antisociales, reservados y desinteresados.

Eso no podría estar más lejos de la verdad.

Marti Olsen tiene una mejor descripción de los introvertidos en su libro La ventaja de los introvertidos: cómo prosperar en un mundo extrovertido, Olsen escribe que la introversión es…» un tipo de temperamento. No es lo mismo que la timidez o tener una personalidad retraída, y no es patológico. Tampoco es algo que se pueda cambiar. La característica distintiva más fuerte de los introvertidos es su fuente de energía: Los introvertidos extraen energía de su mundo interno de ideas, emociones e impresiones. Son conservadores de energía. Pueden ser fácilmente sobreestimulados por el mundo externo, experimentando la incómoda sensación de ‘demasiado’… necesitan limitar sus experiencias sociales para no agotarse».

Los extrovertidos, por otro lado, son, «…energizados por el mundo externo… por actividades, gente, lugares y cosas. Son gastadores de energía».

Debido a estas diferencias, muchos asumen que los introvertidos no están hechos para ser autónomos de éxito. En realidad, la introversión y el freelance son una pareja hecha en el cielo por las siguientes razones.

Los introvertidos prosperan en la soledad.

Los introvertidos no sólo anhelan su tiempo a solas, también es cuando son capaces de hacer su mejor trabajo. A diferencia de los extrovertidos, los introvertidos son capaces de hacer una lluvia de ideas, redactar, ejecutar y presentar proyectos completamente por su cuenta. No necesitan retroalimentación de su equipo. Están auto-motivados. No se vuelven locos después de estar solos durante horas en su casa. Prefieren trabajar en un ambiente libre de distracciones – incluso la música de fondo puede tener un impacto negativo en los introvertidos y su rendimiento cognitivo.

Y se ha descubierto que la soledad puede aumentar la creatividad y la eficiencia.

Como la escritora, dibujante y música Elizabeth Wagele lo puso perfectamente: «Nosotros los introvertidos hacemos buenos amigos por nosotros mismos.

Los introvertidos pueden leer las señales sociales y escuchar.

Los estudios han encontrado que los introvertidos son en realidad bastante buenos en leyendo las expresiones faciales. Eso no sólo puede sonar sorprendente, sino que podría ser una ayuda a la hora de construir relaciones con los clientes.

Si eres capaz de saber lo que sus clientes están pensando en secreto leyendo sus emociones a partir de las expresiones faciales y el lenguaje corporal, puedes entender mejor sus ansiedades, objetivos y aprender a hablar su lenguaje.

Además de leer señales no verbales, los introvertidos son excelentes oyentes. Cuando se discute un proyecto con un cliente, los introvertidos escuchan, hacen preguntas relevantes y reflexionan profundamente para poder entender el enfoque o las necesidades del cliente. Estos comportamientos introvertidos hacen que la venta sea más efectiva. Es por eso que los introvertidos son mejores en ventas que sus contrapartes extrovertidas.

Los medios sociales están dando poder a los introvertidos.

La tecnología y los medios de comunicación social han dado a los introvertidos una gran ventaja al promocionar y comercializar sus servicios ya que se ajusta a su estilo de comunicación. Los introvertidos ahora pueden seleccionar cuándo y dónde quieren comunicarse en línea. Por ejemplo, si eres un comunicador más conciso, Twitter podría ser tu canal de medios sociales preferido. Si te enfocas sólo en el networking profesional, entonces usarías LinkedIn. Si no te importa compartir más información personal, entonces usa Facebook.

No es de extrañar que Adam Rifkin, un introvertido ingeniero informático, haya sido nombrado como el mejor networker de Silicon Valley en 2011. Los medios sociales le dieron una plataforma para hacer networking de manera efectiva basada en su personalidad.

Según a Adam, «Busca oportunidades para hacer algo por la otra persona, como compartir conocimientos u ofrecer una presentación a alguien que tal vez no conozca pero que esté interesado en conocer. No seas transaccional en cuanto a la creación de redes. No ofrezcas algo porque quieras algo a cambio. En su lugar, muestre un interés genuino en algo que usted y la otra persona tengan en común».

El trabajo independiente permite a los introvertidos controlar su carrera.

Finalmente, el trabajo independiente permite a los introvertidos pavimentar sus propias trayectorias profesionales de manera que se alinee y abarque su introversión. Como freelance, puedes trabajar donde quieras, programar tus propias horas y aceptar los trabajos de los clientes o proyectos que te interesen. Y, en la mayoría de los casos, cuando te encuentras con un cliente, estas son típicamente reuniones individuales y no una gran sala de conferencias.

Los introvertidos pueden promocionarse y comercializarse sin dolor.

A pesar de que eres un talentoso freelance, uno de los aspectos más importantes de este tipo de trabajo es la promoción y comercialización de tus servicios. Esto puede hacer que los introvertidos se sientan un poco incómodos, pero es una necesidad.

Hay formas en que los introvertidos pueden promocionarse y comercializarse sin dolor.

Cambie sus palabras. Si realmente te molesta la autopromoción y el marketing…y luego cambiar los términos de comercialización. En lugar de «construir una lista», es «construir una comunidad» y la «red» se convierte en conectar con compañeros autónomos que pueden apoyarse mutuamente.

Elija el ajuste correcto. En lugar de encontrarse con un prospecto en una conferencia o en un bar ruidoso, encuéntrenlo en un lugar más íntimo y tranquilo como un café o una cena.

Utiliza la red de contactos en línea para tu ventaja. Como se mencionó anteriormente, los medios sociales le permiten seleccionar el canal correcto para conectarse con otros en un entorno más individual.

Deja que tu sitio web hable por ti. Su sitio web debe contener un portafolio, una descripción de los servicios que ofrece, la experiencia y cómo puede ayudar a los clientes a resolver un problema.

Planea el tiempo de recarga. Para los introvertidos, estar rodeado de grupos de personas puede ser agotador. Si esto es inevitable, espacie las reuniones y sesiones para que tenga tiempo a solas para recargarse. Además, ser un trabajador independiente significa que se espera que estés «en» 24 horas al día, 7 días a la semana. Establezca límites, como no responder a llamadas telefónicas o correos electrónicos después de las 8 pm, para que pueda descontar y recargar sus baterías.

Publicaciones Similares