| |

¿Qué es un análisis de la cadena de valor?

qx0pbuvf 1

Las empresas de éxito crean valor con cada transacción, para sus clientes en forma de satisfacción y para ellas mismas y sus accionistas en forma de beneficios. Las empresas que generan más valor con cada venta están mejor posicionadas para obtener beneficios que las que producen menos valor.

Para evaluar cuánto valor está creando su empresa, es fundamental entender su cadena de valor. A continuación se explica qué es una cadena de valor, por qué es importante entenderla, y los pasos que puede dar para llevar a cabo una y ayudar a su empresa a crear y retener más valor de sus ventas.

Entender la cadena de valor

El término cadena de valor se refiere a las diversas actividades y procesos empresariales que intervienen en la creación de un producto o la prestación de un servicio. Una cadena de valor puede consistir en múltiples etapas del ciclo de vida de un producto o servicio, incluyendo la investigación y el desarrollo, las ventas y todo lo que hay en medio. El concepto fue concebido por el profesor de la Harvard Business School Michael Porter en su libro The Competitive Advantage: Creating and Sustaining Superior Performance.

Hacer un balance de los procesos que componen la cadena de valor de su empresa puede ayudarle a comprender lo que entra en cada una de sus transacciones. Al maximizar el valor creado en cada punto de la cadena, su empresa puede estar mejor posicionada para compartir más valor con los clientes al tiempo que capta una mayor parte para sí misma. Del mismo modo, conocer cómo su empresa crea valor puede permitirle desarrollar una mayor comprensión de su ventaja competitiva.

Componentes de una cadena de valor

Según la definición de Porter, todas las actividades que componen la cadena de valor de una empresa pueden dividirse en dos categorías que contribuyen a su margen: actividades primarias y actividades de apoyo.

análisis de la cadena de valor

Las actividades primarias son las que van directamente a la creación de un producto o a la ejecución de un servicio, incluyendo:

  • Logística de entrada: Actividades relacionadas con la recepción, el almacenamiento y la gestión del inventario de materiales y componentes de origen.
  • Operaciones: Actividades relacionadas con la transformación de las materias primas y los componentes en un producto acabado
  • Logística de salida: Actividades relacionadas con la distribución, incluyendo el embalaje, la clasificación y el envío.
  • Marketing y ventas: Actividades relacionadas con el marketing y la venta de un producto o servicio, incluidas la promoción, la publicidad y la estrategia de precios.
  • Servicios posventa: Actividades que se llevan a cabo una vez finalizada la venta, como la instalación, la formación, la garantía de calidad, la reparación y el servicio de atención al cliente.

Las actividades secundarias ayudan a que las actividades primarias sean más eficientes -creando una ventaja competitiva- y se desglosan en

  • Adquisición: Actividades relacionadas con el abastecimiento de materias primas, componentes, equipos y servicios.
  • Desarrollo tecnológico: Actividades relacionadas con la investigación y el desarrollo, incluido el diseño de productos, la investigación de mercado y el desarrollo de procesos.
  • Gestión de recursos humanos: Actividades relacionadas con el reclutamiento, la contratación, la formación, el desarrollo, la retención y la compensación de los empleados.
  • Infraestructura: Actividades relacionadas con los gastos generales y la gestión de la empresa, incluidas la financiación y la planificación

¿Qué es el análisis de la cadena de valor?

El análisis de la cadena de valor es un medio de evaluar cada una de las actividades de la cadena de valor de una empresa para entender dónde están las oportunidades de mejora.

Realizar un análisis de la cadena de valor le lleva a considerar cómo cada paso añade o resta valor a su producto o servicio final. Esto, a su vez, puede ayudarle a conseguir alguna forma de ventaja competitiva, como por ejemplo

  • Reducción de costes, haciendo que cada actividad de la cadena de valor sea más eficiente y, por tanto, menos costosa
  • Diferenciación del producto, invirtiendo más tiempo y recursos en actividades como la investigación y el desarrollo, el diseño o el marketing que pueden ayudar a que su producto destaque.

Normalmente, el aumento del rendimiento de una de las cuatro actividades secundarias puede beneficiar al menos a una de las actividades primarias.

Cómo realizar un análisis de la cadena de valor

  1. Identificar las actividades de la cadena de valor

El primer paso para realizar un análisis de la cadena de valor es comprender todas las actividades primarias y secundarias que intervienen en la creación de su producto o servicio. Si su empresa vende varios productos o servicios, es importante realizar este proceso para cada uno de ellos.

  1. Determinar el coste y el valor de las actividades

Una vez identificadas las actividades primarias y secundarias, el siguiente paso es determinar el valor que cada actividad añade al proceso, junto con los costes que conlleva.

Cuando piense en el valor creado por las actividades, pregúntese: ¿Cómo aumenta cada una de ellas la satisfacción o el disfrute del usuario final? ¿Cómo crea valor para mi empresa? Por ejemplo, ¿construir el producto con determinados materiales lo hace más duradero o lujoso para el usuario? ¿Incluir una determinada característica hace más probable que su empresa se beneficie de los efectos de la red y del aumento del negocio?

Del mismo modo, es importante entender los costes asociados a cada paso del proceso. Dependiendo de su situación, puede descubrir que reducir los gastos es una forma fácil de mejorar el valor que proporciona cada transacción.

  1. Identificar las oportunidades de ventaja competitiva

Una vez que haya compilado su cadena de valor y comprenda el coste y el valor asociados a cada paso, puede analizarla a través de la lente de la ventaja competitiva que está tratando de lograr.

Por ejemplo, si su objetivo principal es reducir los costes de su empresa, debería evaluar cada pieza de su cadena de valor a través de la lente de la reducción de gastos. ¿Qué pasos podrían ser más eficientes? ¿Hay alguna que no cree un valor significativo y que pueda ser subcontratada o eliminada para reducir sustancialmente los costes?

Del mismo modo, si su objetivo principal es lograr la diferenciación del producto, ¿qué partes de su cadena de valor ofrecen la mejor oportunidad para lograr ese objetivo? ¿El valor creado justificaría la inversión de recursos adicionales?

Mediante el análisis de la cadena de valor, puede descubrir varias oportunidades para su empresa, que pueden resultar difíciles de priorizar. Normalmente, es mejor empezar por las mejoras que requieren menos esfuerzo pero que ofrecen el mayor retorno de la inversión.

Una pieza del rompecabezas

El análisis de la cadena de valor puede ser un medio muy eficaz para comprender y contextualizar los procesos de su empresa, pero es sólo una herramienta a su disposición. Hay una serie de otros marcos y conceptos que pueden ayudarle a evaluar el rendimiento de la organización, elaborar estrategias ganadoras y ser más eficaz en su función.