Si alguna vez ha pensado en cambiar el traje y la corbata y el aire acondicionado, por los zapatos de cubierta y el aire salado y dirigir su propio negocio, entonces un negocio de alquiler de barcos podría ser justo lo que necesita para alimentar tanto sus deseos empresariales como los de salir al aire libre.

He aquí una guía sencilla pero práctica, inspirada por nuestros propietarios de barcos de alquiler, sobre cómo poner en marcha con éxito su propio negocio de barcos de alquiler en Australia o Nueva Zelanda. Vea el vídeo de Pete Johnson, de Pegasus Charter, para conocer su historia.

Paso 1 – Recibir clases de navegación

Si no tiene ninguna experiencia con embarcaciones de este tamaño, un buen punto de partida es tomar clases de vela o de embarcaciones a motor, idealmente en el tipo de barco que eventualmente espera tener. Pueden ser clases informales impartidas por amigos o a través de un club de vela, o más formales a través de un programa de formación de embarcaciones.

Apúntese a su club de vela local como tripulante y estará en el agua en poco tiempo.

Multihullcentral en colaboración con la Escuela de Vela del Pacífico, ofrece formación tanto a nivel de tripulación competente como de patrón de día con el programa de estudios de la RYA. Para más información, visita: https://www.multihullcentral.com/catamaran-academy/

Paso 2 – Marinero de cubierta en otro barco de alquiler

Los operadores de barcos de alquiler siempre están buscando tripulantes buenos, fiables y apasionados para ayudar en sus charters. Esta es una gran manera de aprender la cuerda de la industria de los barcos de alquiler y conseguir un sabor para el estilo de los charters que se puede esperar. Esto también le ayudará a registrar las horas requeridas en un barco comercial para permitirle obtener la calificación de capitán comercial.

Paso 3 – Obtener la cualificación

Si piensas operar tu propio barco de alquiler en Australia, necesitarás las calificaciones apropiadas y éstas dependen de la eslora de la embarcación. Hay escuelas de formación en toda Australia que ofrecen la formación necesaria.

Si tiene previsto dirigir una embarcación de menos de 12 metros de eslora, necesitará un título de Timonel II (el más común y el más fácil de obtener). Vea los cursos que ofrece la escuela de mar aquí: https://www.seaschool.com.au/commercial-certificate-courses/coxswain-cert-II

Si planea operar una embarcación de más de 12 metros pero menos de 24 metros, requerirá una certificación Master Engine Driver 3. Este es un curso más riguroso con muchas más horas registradas. Vea los cursos ofrecidos por Seaschool aquí: https://www.seaschool.com.au/commercial-certificate-courses/marine-engine-driver

8s3yywsm

Paso 4 – Construir un plan de negocios

Es importante trabajar con su contador para construir un plan de negocios. Hay que tener en cuenta las tarifas por hora o por billete, el número de chárteres a la semana o a la temporada y las nuevas oportunidades que surgen. A continuación, considere los gastos, como el coste de un ayudante de cubierta (o de un patrón si no está cualificado), el mantenimiento, el seguro y las tasas del puerto deportivo o del amarre. ¿Cómo encajará el barco que le gusta en el mercado existente? A continuación se muestra un ejemplo de cómo puede ser un barco de alquiler Seawind 1160 Resort PNL basado en el puerto de Sydney.

dfvmbcfq

Los operadores de embarcaciones de alquiler de las islas Whitsunday y de Sídney ya están notando fuertes reservas a medida que los australianos redescubren sus patios, a pesar de las restricciones a los movimientos interestatales. Para ver la repetición completa de las entrevistas del webinar con Trevor Rees de Whitsundays Escape , o con Russell Waddy de Pittwater Yacht Charters.

Podemos recomendarle un experto contable de barcos de alquiler para un asesoramiento especializado. Póngase en contacto con Peter Jabour o Andrew Schilling de Jabour Accountants en el teléfono 02-4626 9900

Paso 5 – Investigar la financiación

Al igual que cualquier financiación de una institución bancaria, suele haber dos consideraciones principales, a saber 1 – Seguridad y 2 – Capacidad de servicio

Conseguir financiación para un barco no siempre es fácil, ya que los bancos no tienden a favorecer los activos flotantes que pueden navegar por encima de los ladrillos y el cemento. Por ello, resulta muy útil disponer de un patrimonio inmobiliario que pueda utilizarse como garantía para la financiación de la embarcación, lo que también implica tipos de interés más bajos y plazos de amortización más largos y reducidos. Cuando se trata de la capacidad de servicio, a menos que esté comprando un negocio en marcha con varios años de registros financieros, es poco probable que los ingresos potenciales de un futuro barco se consideren para la capacidad de servicio, por lo que se revisarán los ingresos existentes.

iavh791v

Un corredor de finanzas experto puede ayudar a empaquetar esto para presentarlo a las instituciones financieras más cooperativas.

Podemos recomendarle un agente financiero experto para que le ayude con la financiación. Póngase en contacto con John Eldick de Sumplus Mortgage Brokers en el 1300 761 197.

Paso 6 – Comprar una embarcación en Commercial Survey

Para operar comercialmente con pasajeros de pago en Australia o Nueva Zelanda, su embarcación tendrá que estar homologada comercialmente o en «Survey». En Australia se trata de un sistema nacional, por lo que una vez que su embarcación está aprobada en un estado, puede operar con las mismas restricciones en otro.

qa53ym03
6pv3l6is

Utilice la siguiente tabla anterior para calcular la categoría de servicio de su embarcación. Por ejemplo, una embarcación de pasajeros que lleve 30 personas y opere hasta 15 millas náuticas tiene una categoría de servicio de 1C.

Publicaciones Similares