Los inversores miran las estrellas. Una sociedad multiplanetaria se ha convertido en una realidad probable. Todos los mercados se verán afectados, pero sobre todo la hostelería y el turismo. Los consumidores querrán experimentar la gravedad cero, visitar la Luna o incluso Marte, que sustituirá a las playas de arena blanca en los catálogos de las agencias de viajes y las fantasías de los turistas.

¿Cuáles son las verdaderas oportunidades para los hoteleros? ¿Cómo se desarrollará el sector de la hostelería en este ámbito? Algunos dicen que será imposible llevar a los turistas al espacio y ofrecer un servicio decente, por no decir de alto nivel. Sin embargo, este artículo mostrará que los viajes espaciales no son sólo una loca moda de multimillonarios, sino todo un nuevo campo de oportunidades en el transporte, el turismo y la hostelería que está más cerca de lo que pensamos.

Si el futuro no incluye estar entre las estrellas y ser una especie multiplanetaria, me parece increíblemente deprimente.

Elon Musk

Viajes espaciales: más allá de las estrellas

El empresario estadounidense Dennis Tito fue el primer turista espacial que visitó la estación espacial internacional en 2001. Le siguieron Mark Shuttleworth, Anousheh Ansari y Charles Simonyi en los años siguientes. Con SpaceX, Virgin Galactic y Orion Span, ya es posible imaginar el futuro de los hoteles en el espacio y un aumento significativo de los viajeros espaciales que esperan que grupos como Accor, Marriott o JingJiang den un paso adelante y empiecen a ofrecer paquetes. Virgin Galactic ya ha contratado a celebridades (Tom Hanks, Leonardo DiCaprio y Katy Perry) para que realicen un viaje al espacio, proporcionando no sólo una experiencia, sino también un viaje a través de la gravedad cero y la vida cotidiana de un astronauta. SpaceX, Blue Origin y Virgin Galactic marcan tendencia, y los grupos de hostelería deberían asociarse y seguir su ejemplo.

¿Cuál será la próxima tendencia? Alojarse en Marte, el planeta rojo.

El regreso de la carrera espacial

Orion Span ha reducido los 24 meses de formación oficial de los viajeros a tres meses, lo que ha inducido una importante reducción de costes. Además, SpaceX, Blue Origin y Virgin Galactic prometieron ofrecer a los civiles un viaje al espacio en los próximos cinco años. Más concretamente, SpaceX anunció que el próximo viaje privado alrededor de la Luna tendría lugar en 2023. Jeff Bezos, fundador de Blue Origin, dijo que su objetivo era enviar turistas al espacio para el próximo año en su hotel-satélite.

Las barreras de entrada en el mercado aeroespacial están cayendo rápidamente, lo que impulsa a las pequeñas empresas a unirse al viaje. «Los próximos dos años van a ser muy emocionantes», afirma Blair Dewitt, director general de Lunar Station Corporation (LSC). Espera que «docenas de organizaciones ejecuten sus misiones en la superficie y traigan de vuelta nuevos conocimientos e impulsen la siguiente ola de misiones a la superficie, iniciando así el ciclo de operaciones sostenibles en la Luna para beneficio de todos nosotros»(Winick, 2018). Profesionales de la hostelería, ¡tomen buena nota!

Arriesgar lo insólito o arriesgarlo todo

Los viajes espaciales se asocian a riesgos de aventura de primer orden y a precios altísimos. Un accidente de cohete es ciertamente llamativo. Pero no hay que olvidar, sin embargo, que en 2019 se lanza un cohete cada semana. Desde el Challenger, hace 33 años, los astronautas han volado de forma segura sin que se haya registrado ningún incidente mortal. Los viajes espaciales son seguros.

Además, los nuevos cohetes reutilizables de SpaceX y el programa de entrenamiento más corto de Orion Span han reducido los costes. George Lordos, miembro del equipo del MIT, habla de una tarifa de 5 millones de dólares por un viaje de dos semanas a bordo de la ISS. Orion Span ofrece una estancia de 12 días a un precio de 9,5 millones de dólares. Es sin duda una de las vacaciones más caras que se pueden comprar, pero en un futuro próximo, los precios bajarán como el precio de todo lo tecnológico, ordenadores, teléfonos móviles, etc.

«Casi cada semana, hay otra empresa de lanzamiento de cohetes que está empezando con una nueva forma de llegar a la órbita más barata, más rápida, mejor» .

Frank Bunger – CEO y fundador de Orion Span – Bloomberg, 2018

Abandonar la Tierra para ir al espacio sigue siendo impresionante y da miedo, pero será asequible y seguramente más seguro que la mayoría de los coches un sábado por la noche.

16l8sn9k

Los estándares de cinco estrellas frente a las vacaciones en el espacio

Ofrecer unas vacaciones en un hotel de 5 estrellas en el espacio sigue siendo imposible. La mayoría de los estándares de los hoteles de lujo no pueden aplicarse al espacio. La gravedad cero hace imposible un módulo de baño de lujo, las camas deben seguir las líneas espaciales de seguridad y, lo más importante, la comida no puede alcanzar la calidad de un restaurante de 2-3 estrellas Michelin. Brent Sherwood, arquitecto e ingeniero aeroespacial, lo confirma: «Nadie sabe cocinar en el espacio, y hasta que no se pueda mezclar un martini o hacer una tortilla, no se puede tener un hotel espacial. Nadie va a pagar un millón de dólares por noche y aguantar comidas de microondas».

Sin embargo, la experiencia espacial va más allá de cualquier lujo. Es una experiencia verdaderamente inestimable. Es el máximo lujo, la experiencia definitiva, EL destino.

No estamos vendiendo un equivalente de «vamos a la playa» en el espacio. Estamos vendiendo la experiencia de ser un astronauta».

Frank Bunger

«Dentro de 50 años, la oferta de luna de miel será diferente», dice Brent Sherwood (2015). El ambiente cambiará tanto como los estándares. Imagina un viaje con tu pareja en el que puedas ver 18 amaneceres y puestas de sol al día y experimentar la gravedad cero. ¡Todo el mundo firmaría por eso!

La literatura sobre los viajes espaciales es abundante, pero hay muy poca sobre la hospitalidad espacial. La hostelería y los viajes espaciales de placer están llegando, y lo hacen rápidamente. Representa un desarrollo de la industria por el que los hoteleros pueden apostar. Si perdemos el cohete, otros no lo harán y los grupos de hostelería verán cómo los profesionales de la tecnología vuelven a apoderarse de su mercado. El espacio ofrece una inmersión en un mundo lleno de sensaciones, adrenalina, paisaje, experiencias y una exclusividad absoluta. Ha nacido un nuevo mercado y los hoteleros deberían abrazarlo: Zero-G Hospitality.

Publicaciones Similares